Este sistema está formado por todos los receptores y los nervios aferentes y eferentes, que son las vías de comunicación con el sistema nervioso central y los efectores.

El  sistema nervioso periférico tiene dos subdivisiones: somático y autónomo. El primero mantiene el equilibrio entre el organismo y el medio externo, el segundo controla la homoestasis del medio interno

 

 

Sistema Nervioso Somático

Es una subdivisión que está formada por todas las estructuras que permiten la comunicación entre el organismo y el medio externo, incluidos los receptores sensoriales y las vías de comunicación: los nervios y los ganglios

Dependiendo de su origen, se distinguen dos clases de nervios: craneales y espinales o raquídeos.

Hay nerviossensoriales, motores y mixtos. Los primeros llevan al cerebro la información proveniente de los receptores del gusto, vista, oído y olfato y de receptores especiales ubicados en el encéfalo; los segundos conducen información motora desde el cerebro a los músculos de la cara, boca, lengua ojos, laringe y faringe. Por último, están los mixtos que transmiten ambos tipos de información.

Los nervios craneales se distinguen con números romanos, para indicar la secuencia en que ellos salen desde el encéfalo.

Los nervios raquídeos, se nombran de acuerdo a la región en que se originan en la médula espinal. Así, hay ocho pares de nervios  cervicales; doce pares de nervios torácicos, cinco pares de nervios lumbares, cinco pares d nervios sacros  y un par coxígeo.

Cada nervio espinal tiene dos puntos de contacto con la médula espinal: la raíz dorsal y la ventral,

 La raíz dorsal está formada por fibras sensoriales o aferentes que conducen información desde los receptores a la médula espìnal. Antes de establecer contacto con la médula espinal se unen con la raíz  dorsal del ganglio. La raíz  ventral lleva información motora desde la médula espinal hasta los efectores. Los somas de las neuronas motoras se ubican en la sustancia gris de la médula espinal.

 

Ganglios

Se denominan de esta forma a las agrupaciones de cuerpos neuronales ubicados fuera del sistema nervioso central. Cuando el conjunto de somas está dentro del SNC se denominan núcleos.

Existen distintos tipos de ganglios, entre los que cabe señalar: espinales y autónomos. Los primeros están formados por somas de neuronas sensitivas; los segundos, por somas de neuronas motoras.

Ganglios autónomos. Están formados por somas neuronales y se encuentran en la zona periférica del sistema nervioso central. De acuerdo a su ubicación, se dividen en: paravertebrales, prevertebrales y terminales.

  • Ganglios paravertebrales. Se ubican a ambos lados de la columna vertebral y reciben axones preganglionares desde la porción torácica 
  • Ganglios prevertebrales. Se hallan delante de la columna vertebral, en la región abdominal. Constituyen  los llamados plexos nerviosos y son el celíaco, el mesentérico superior e inferior, el aorticorrenal y el frénico
  • Ganglios terminales. Se encuentran cerca de los efectores y reciben axones preganglionares desde la porción craneana y sacra de la médula espinal.

 

Sistema Nervioso Autónomo

Esta parte del sistema nervioso (SN) está encargada de dar la inervación de los músculos lisos, músculo cardíaco y glándulas de todo el organismo. En algunos aspectos se puede considerar que su función es independiente del sistema nervioso somático, dado que cuando se destruyen sus  conexiones  con  el sistema  nervioso  central  y  porción  periférica  del sistema  nervioso autónomo (SNA), las estructuras inervadas por él todavía pueden funcionar. Sin embargo la actividad  del SNA  puede ser modificada (aumentada  o  disminuida)  por  el sistema  nervioso central,  en  particular  por  la  corteza  cerebral.  Anatómicamente  las  regiones  viscerales  y somáticas  del  SN  están  íntimamente  interrelacionadas.  Así,  por  ejemplo,  las  neuronas preganglionares de SNA, las cuales tienen  núcleos bien definidos en la médula espinal y en el tronco encefálico, reciben aferencias tanto somáticas como viscerales.

El Sistema Nervioso Autónomo realiza dos funciones muy importantes que se complementan, una para acelerar y otra para frenar las actividades internas del cuerpo. Esto es muy importante porque si no fuera así, el cuerpo podría perder el control.

Por ejemplo, al hacer ejercicio el corazón se acelera para llevar más oxígeno y nutrimentos a los músculos, pero el corazón no puede llevar ese ritmo todo el tiempo porque “explotaría”, por lo que la otra función de este sistema es la de frenarlo cuando se deja de hacer ejercicio y permitir que recupere su ritmo normal.

El funcionamiento de todo el organismo depende del Sistema Nervioso en su conjunto, ninguno de los órganos y “sistemas” que lo conforman trabaja aislado, si uno falla, fallan los demás.

Las funciones involuntarias las coordina el Sistema Nervioso Autónomo, que a su vez se divide en dos sistemas, el Sistema Nervioso Simpático y el Sistema Parasimpático que realizan acciones opuestas de una misma función.

Para ello el Sistema Nervioso Simpático actúa en casos de urgencia y de estrés provocando diversas reacciones como el aceleramiento del pulso y la respiración, frena la digestión, aumenta la presión arterial y hace que la sangre llegue en mayor cantidad al cerebro, piernas y brazos, también hace que aumente el nivel de azúcar en la sangre.

Todo esto lo hace para preparar a la persona para que utilice al máximo su energía y pueda actuar en situaciones especiales.

El Parasimpático en cambio, almacena y conserva la energía y mantiene el ritmo normal de los órganos y glándulas del cuerpo. Después de un susto, trauma, dolor intenso o cualquier situación especial del cuerpo, el Parasimpático se encarga de que todo vuelva a la calma y normalidad.

De estos dos, obviamente el Parasimpático es el más importante para sobrevivir, porque si no normalizara las funciones, el cuerpo no podría soportalas.

Los nervios simpáticos tienen su origen en diferentes partes de la médula espinal mientras que los parasimpáticos se originan en los nervios craneales y en los raquídeos.

La mayoría de las fibras nerviosas parasimpáticas se encuentran en un nervio llamado “vago” que llega a todos los órganos internos del cuerpo.

Entre algunas de las funciones que realizan estos dos sistemas están:
- El simpático abre la pupila del ojo, el parasimpático la cierra. 
- El simpático estimula la producción de saliva, el parasimpático la inhibe. 
- El simpático hace que el corazón lata muy aprisa y fuerte, el parasimpático disminuye los latidos y su intensidad. 
- El simpático relaja el músculo para que puedas orinar

 


Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Página creada y editada por Fresia Quintana Jara Profesor de Estado en Biología y Ciencias Universidad de Chile