Las glándulas suprarrenales (o adrenales) están, en la especie humana, ubicadas bilateralmente en el espacio retroperitoneal de la región lumbar, ocupando el polo superior de cada riñón. Pesan en el adulto aproximadamente 7g cada una.

Están divididas  anatómica y fisiológicamente en dos partes: la corteza y la médula.

La corteza de origen mesodérmico, segrega hormonas esteroideas, glucorticoideas, mineralocorticoideas y hormonas sexuales; su secreción está controlada por la ACTH.

Los principales Glucorticoides  son: el cortisol. la cortisona y la corticosterona.  

Principalmente regulan el metabolismo de los glúcidos, pero también en menor proporción el de las proteínas y los lípidos.

Mineralocorticoides y glucorticoides son imprescindibles para el mantenimiento de la vida.

Son de particular importancia en los estados de strees.

Los glucorticoides se inactivan en el hígado, donde son convertidos en compuestos hidrosolubles y eliminados posteriormente por la orina.

Tanto el cortisol como la corticosterona tienen una acción antagónica a la insulina, ya que ambos elevan la glicemia mediante la conversión de aminoácidos en glucosa.

El cortisol además regula el balance de agua, especialmente su distribución entre los distintos compartimientos del organismo. Su efecto final es antagónico al de la ADH. Participa en la mantención de una adecuada filtración glomerular, lo que le confiere el rol de facilitador de la eliminación de agua por los riñones.

Los glucorticoides actúan sobre la sangre y el sistema linfático, intensificando la neoformación de eritrocitos y neutrófilos en la médula ósea, y aceleran el paso de estos elementos a la sangre. El cortisol inhibe la formación de linfocitos esto acarrea consigo la disminución de anticuerpos en la sangre.

Entre los Mineralocorticoides se encuentran la corticosterona, desoxicorticosterona (DOCA) y la aldosterona, todas las cuales controlan el metabolismo de las sales minerales. Su falta altera profundamente el nivel de sodio en la sangre: hiponatremia severa, schok y aún la muerte. La mayor parte de la aldosterona, a semejanza del cortisol, circula unida a proteínas plasmáticas. Es inactivada en el hígado y eliminada posteriormente por la orina..

El principal efecto de los mineralocorticoides consiste en la mayor absorción de sodio, mejor dicho, intercambio de sodio con potasio, tanto en el riñón como en las glándulas salivales y sudoríparas.

El principal mineralocorticoide es la aldosterona. La secreción de esta hormona está influida por numerosos factores. La disminución de sodio y el aumento de potasio plasmático, la hemorragia y el stress incrementa su secreción. La aldosterona aumenta la reabsosrción de sodio, disminuyendo su eliminación por la orina y estimula la excreción de potasio y de hidrógeno.

La zona más profunda de la corteza adrenal origina hormonas sexuales tanto masculinas (andrógenos) como femeninas (estrógenos).  Su secreción está controlada por la ACTH hipofisiaria

 

Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Página creada y editada por Fresia Quintana Jara Profesor de Estado en Biología y Ciencias Universidad de Chile