El hipotálamo segrega ocho diferentes neurohormonas, de las cuales seis son producidas en la llamada eminencia media y se encargan de controlar la secreción de otras tantas hormonas en la hipófisis anterior.

Son los llamados factores liberadores (releasing-factors o RF):

Factor Liberador de la Tirotropina, de la Corticotropina, de la Somatotropina, de la Hormona Estimulante del Folículo y de la Hormona Luteinizante.

Todos estos son activadores, mientras que el de la prolactina inhibe la secreción de ésta.

 

Los factores liberadores llegan hasta la adenohipófisis mediante el sistema capilar denominado sistema porta hipotalámico hipofisiario.
Las dos neurohormonas restantes, la oxitocina y la vasopresina, se originan como prothormonas en los núcleos supraópticos y paraventriculares del hipotálamo y se concentran en la neurohipófisis, donde se activan antes de salir a la circulación general.

La oxitocina determina la contracción de la musculatura lisa del útero facilitando la expulsión del feto en el parto y activa la eyección de leche en las glándulas mamarias después de él.

La vasopresina u hormona antidiurética (ADH) favorece la retención de agua por el riñón y, en grandes cantidades, eleva la presión sanguínea.

 

 

Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Página creada y editada por Fresia Quintana Jara Profesor de Estado en Biología y Ciencias Universidad de Chile