Las bases estructurales y funcionales de los seres vivos se encuentran en las células. A pesar de la enorme variedad de formas, tamaños y funciones especializadas que encontramos en ellas, existen características comunes que permiten conocer las propiedades esenciales de los procesos fundamentales.
La mayoría de las células tienen tres zonas princiaples: 1) una membrana plasmática que envuelve a la célula; 2) un núcleo que centraliza el control de las funciones; y 3) un citoplasma con numerosos organelos donde se realizan la mayor parte de los procesos fisiológicos.
Los estudios con el microscopio electrónico y el uso de diversas técnicas de tratamiento de las muestras, han revelado una estructura fina y detallada de las zonas, organelos y elementos subcelulares, a la vez que han permitido comprender gran parte de su funcionamiento altamente complejo.

Funciones Intracelulares

 

La célula realiza cuatro trabajos generales: funciones químicas, funciones osmóticas, funciones eléctricas y funciones mecánicas.

 

1 Funciones químicas

Para procesar las materias primas, existe en la célula una maquinaria química cuyos componentes son permanentemente reemplazados debido a  que experimentan alteraciones durante su funcionamiento. De este modo, una de las funciones químicas tiene que ver con la producción de sustancias y estructuras de remplazo.

El procesamiento de los alimentos, dentro de la célula, exige la existencia de una serie de reacciones químicas para romper las moléculas y liberar la energía. Con ello, la célula puede formar, usar y almacenar sus propias sustancias estructurales y compuestos energéticos.

2 Funciones osmóticas

Para el buen funcionamiento de los procesos vitales, la célula debe mantener sus condiciones internas con cierta estabilidad, principalmente en cuanto a las concentraciones  de sus componentes químicos. Este es un trabajo permanente, puesto que las condiciones del medio externo son muy cambiantes.

La función osmótica está relacionada con la acumulación interna de sustancias cuando en el ambiente su concentración es baja, y con la eliminación de sustancias cuando internamente su concentración es más alta de lo necesario. Estas funciones se realizan con una perfecta coordinación entre la membrana plasmática y sus procesos de transporte.

3 Funciones eléctricas

La membrana de la célula no tiene la misma permeabilidad para las  partículas con carga positiva (cationes) y partículas con carga negativa (aniones), puesto que no se requieren ni son acumuladas en la misma proporción. Por esta razón, las células pueden presentar una separación de cargas eléctricas hacia ambos lados de la membrana, siendo el interior más negativo que el exterior.

La diferencia de potencial eléctrico es utilizada en las células nerviosas para comunicarse mediante la transmisión de impulsos eléctricos. Esta actividad, como los otros trabajos celulares, requiere de materia y energía.

4 Funciones mecánicas

Todas las actividades de la vida o toda acción de un ser viviente están relacionadas con algún tipo de movimiento; es el caso de la contracción de células musculares, de los movimientos de cilios, de la formación de seudópodos de la ameba, de la ciclosis protoplasmática en una célula vegetal o del movimiento de los cromosomas durante la reproducción celular. Todo movimiento requiere energía, obtenida en el interior de una maquinaria capaz de convertir la energía química en trabajo.

 

Como parte de las explicaciones sobre el inicio de la evolución de los seres vivos, una de las hipótesis fundamentales postula que las primeras células derivaron por mecanismos adaptativos diferentes, adquiriendo mayor complejidad y funciones especializadas para vivir en un medio determinado. Algunas células se conservaron más primitivas que otras; esto nos permite diferenciarlas en células procarióticas y células eucarióticas.
Otra distinción tiene relación con la forma de obtener su materia prima alimenticia: unas fabrican por sí mismas su alimento y otras consumen esta materia prima porque son incapaces de fabricarla. Esto nos permite diferenciar entre células vegetales y células animales.

 

 

No todas las células eucarióticas comparten la misma organización básica. Las células vegetales y animales tiene diferencias importantes, de acuerdo a las funciones que corresponden a plantas y animales. Las células vegetales poseen una gruesa pared celular, que le da rigidez y protección ante factores del medio. Otra diferencia es la presencia de plastidios y vacuolas.
Las células animales por su parte, tiene centriolos, y las vegetales no. Estas estructuras intervienen en la organización de los elementos del citoesqueleto, durante la división celular

Parámetros a comparar

Célula Animal

Célula Vegetal

Límite celular

Membrana Celular o Plasmática

Pared Celular y Membrana Celular o Plasmática

Organelos

Presencia de  Centríolos y Lisosomas

Presencia de Vacuolas y Plastidios

Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Página creada y editada por Fresia Quintana Jara Profesor de Estado en Biología y Ciencias Universidad de Chile